¿Qué es un Observatorio?

Los observatorios son instancias encargadas de diseñar, construir y mantener sistemas de información respecto a un tema en particular. Se crean como estrategias para recolectar la información generada por distintas instituciones –públicas y de la sociedad civil-, sistematizarla, homogeneizarla y analizarla para su mejor aprovechamiento colectivo.

Por la diversidad de sus informantes, se espera que los observatorios sean espacios autónomos, plurales y críticos, y que el trabajo que se realice a través de estos contribuya a una mayor racionalidad en el debate y a la formación de grupos de intelectuales dedicados al tema específico. También sirven como instancia de mediación para generar sinergias entre los distintos actores sociales que participan alrededor de una problemática, por ejemplo, la violencia social y de género, que es la que nos ocupa. 

Justamente, la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno Federal (Sedesol-Hábitat), concibe a los observatorios de violencia social y de género como: “los órganos encargados de diseñar, construir y mantener sistemas integrados de información e indicadores sobre violencia con perspectiva de género en las ciudades objetivo”.’ Para impulsarlos, el Instituto Nacional de Desarrollo Social promueve el Programa de Coinversión Social: “enfocado a la creación y fortalecimiento de los observatorios de violencia social y de género que permitan entender los orígenes y las características de la violencia social y de género, valorar el alcance y resultados de las políticas y programas, proporcionar insumos para sustentar reformas legislativas y lograr la colaboración interinstitucional, intersectorial y multidisciplinaria para contribuir a la erradicación de la violencia”. Y advierte: “Los Observatorios de Violencia Social y de Género son estrategias que podrían desaprovecharse si no ocurre la participación colectiva de organismos públicos, sociales y privados.”

En la Comisión Interna del Observatorio de Violencia Social y de Género de la ciudad de Puebla (OVSG-Puebla) concebimos a los observatorios como espacios locales, autónomos y plurales, con capacidad crítica, en los cuales se integra y sistematiza información a partir de la  investigación continua, dirigida al mejoramiento de las capacidades, conocimientos, habilidades y metodologías de organización y gestión de los actores sociales.  En concordancia, se proyecta que el resultado de la observación obtenido para el Sistema Integrado de Información e Indicadores del OVSG - Puebla (SIII - OVSG – Puebla), sirva para generar indicadores específicos de violencia con el fin de que la persona usuaria, según sus conocimientos, experiencia e intereses, pueda hacer su propio análisis, y así generar diversos puntos de vista que contribuyan al debate necesario para incidir y potenciar las acciones de prevención y combate de la violencia desde un contexto local. 

La labor de los observatorios incluye promover la participación ciudadana en las políticas públicas y apoyar los procesos de articulación con los tres órdenes de gobierno, con el objetivo de generar sinergias para un mayor impacto social. Por ello, el OVSG-Puebla contempla que la interacción entre la ciudadanía y el gobierno se geste mediante actividades de discusión y difusión que promuevan la reflexión acerca del problema de la violencia, obteniendo, como resultado concreto, propuestas ciudadanas que puedan ser incorporadas por el SIII - OVSG – Puebla.