Inicio » La Ibero » Historia

Breve Historia de Nuestra Universidad

Los inicios de la Ibero en Puebla contaron con el apoyo de la comunidad educativa del Instituto Oriente, colegio jesuita fundado en 1870, de un grupo entusiasta de empresarios egresados del colegio y de la Ibero Ciudad de México y de las autoridades gubernamentales.

 

Detalles de esta página

 

Antecedentes

La Universidad Iberoamericana fue fundada en la Ciudad de  México en 1943. Su primera escuela fue Filosofía. Como toda obra educativa jesuita, tuvo inicios modestos y al mismo tiempo miradas de gran alcance, buscando desarrollar una institución que pusiera el cultivo de las ciencias y la formación profesional al servicio de nuestro país. Durante 35 años se mantuvo como universidad con una sola sede, aunque compartía su visión educativa con el tapatío Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), fundado también por académicos jesuitas y laicos. En 1978 comienza la creación de un sistema universitario nacional, con la Universidad Iberoamericana en León (Gto). Le siguieron en 1981 las sedes de Tijuana (B.C.) y Torreón (Coah.) y finalmente, nuestra Universidad Iberoamericana en Puebla, que originalmente llevó el nombre de Plantel Golfo-Centro.  A este sistema de instituciones se afiliaron posteriormente la Universidad Loyola, de Acapulco (Gro.) y el Instituto Superior Intercultural Ayuuk, en la zona indígena mixe (Oax.)

 

 

Fundación de Ibero Puebla
Los inicios de la Ibero en Puebla contaron con el apoyo de la comunidad educativa del Instituto Oriente, colegio jesuita fundado en 1870, de un grupo entusiasta de empresarios egresados del colegio y de la Ibero Ciudad de México y de las autoridades gubernamentales, quienes acogieron la iniciativa del entonces rector de la Universidad Iberoamericana, Dr. Ernesto Domínguez. En diciembre de 1982 quedó constituida la asociación civil encargada de fundar la universidad y se iniciaron los cursos de extensión educativa.

 

 

1983 - 1988: Rectorado del Mtro. Manuel Acévez Araiza, S. J.
El jesuita Manuel Acévez Araiza recibió la encomienda de dirigir la nueva obra y con el paso de los meses, ante el interés despertado en la comunidad poblana y de ciudades cercanas, la Universidad inició sus cursos formales de licenciatura en agosto de 1983, con 66 alumnos inscritos en cuatro carreras: Administración de empresas, Comunicación, Diseño gráfico y Relaciones industriales. Su primera sede fue un edificio en la Avenida Ignacio Zaragoza, en la zona nororiente de la ciudad. Como primer rector, el Mtro. Acévez puso los cimientos de lo que se convertiría en poco tiempo en una universidad relevante en el contexto regional. La primera generación de 37 egresados de la entonces Ibero Golfo-Centro salió en agosto de 1987. Nuevas licenciaturas se abrieron en ese periodo: Contaduría pública e Ingeniería industrial.

 

 

1988 - 1991: Rectorado del Mtro. Xavier Cacho Vázquez, S. J.
En 1988 finalizó el periodo del rector Acévez y tras un breve interinato del Lic. Ricardo de la Cerda fue nombrado rector el Mtro. Xavier Cacho Vázquez, de la Compañía de Jesús. Este periodo se distinguió por la búsqueda de una nueva sede para atender a la creciente población estudiantil, que se inscribía a las licenciaturas originales y a los nuevos programas: Ciencias humanas y Diseño textil. Las negociaciones entre la Universidad, sus patronatos y el gobierno estatal culminaron con la donación a favor de la Ibero de un terreno de 17 hectáreas al sur de la ciudad, en la carretera a Atlixco. La construcción de instalaciones inició en octubre de 1989. La organización institucional también recibió un fuerte impulso, al crear una estructura académica y administrativa acorde al crecimiento de la comunidad universitaria.

 

 

1991 - 1999: Rectorado del Dr. Armando Rugarcía Torres
El Mtro. Cacho pasó la estafeta del rectorado al Dr. Armando Rugarcía Torres en 1991. En octubre de ese año se trasladó la Universidad a su actual ubicación, en la avenida conocida hoy como Boulevard del niño poblano. Nuevas carreras se abrieron en este periodo: Sistemas computarizados e informática, Nutrición y ciencias de los alimentos, Derecho, Psicología, Arquitectura, Ingeniería electrónica y Comercio internacional. Iniciaron también los posgrados. Fue una época de gran expansión de la oferta curricular, que también propició el crecimiento de la planta física y de la vinculación de la Universidad con otros actores institucionales de la región.

 

 

1999 - 2005: Rectorado del Arq. Carlos Velasco Arzac, S. J.
A fines de esa década, el rector Rugarcía concluyó los dos periodos de gobierno que le encomendaron los patronatos académico y educativo, y la Provincia mexicana de la Compañía de Jesús nombró al Arq. Carlos Velasco Arzac como rector. De 1999 a 2005 la Universidad continuó su ampliación de oferta curricular, a la vez que inició un proceso de evaluación institucional que fundamentalmente se abocó a los planes de estudio y a la normativa y procedimientos universitarios. Los resultados de estos procesos fueron la Nueva Estructura Curricular y la promulgación del Estatuto Orgánico y la normativa consecuente. En ampliación de la planta física la cafetería, las residencias universitarias y el auditorio-gimnasio fueron las obras más evidentes de este periodo.

 

 

2005 - 2008: Rectorado del Dr. Fernando Fernández Font, S. J.
El Dr. Fernando Fernández Font asumió la rectoría en septiembre de 2005. Le correspondió conducir la gestión para construir la villa tecnológica (aulas y laboratorios de de ingeniería y diseño), impulsar el estudio de pertinencia y arrancar el proyecto de Preparatorias Ibero (Puebla, Tlaxcala y Veracruz) e iniciar el proceso institucional de autoestudio y acreditación de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES). Su periodo rectoral concluyó al ser nombrado por la Provincia mexicana de la Compañía de Jesús como Asistente de educación para México, y fue sustituido por el Mtro. David Fernández Dávalos, quien inició su gestión en agosto de 2008.

 

 

2008 - 2013 Rectorado del Mtro. David Fernández Dávalos, S. J.

El periodo actual de la Universidad Iberoamericana Puebla se ha caracterizado por la apertura de nuevas licenciaturas (Ingeniería Mecatrónica, Ingeniería de Negocios, Relaciones Internacionales, Dirección de Recursos Humanos, Ingeniería en Logística, Ingeniería Automotriz, Ingeniería Civil, Ciencias Ambientales y Desarrollo Sustentable, Administración Turística y de la Hospitalidad, Diseño industrial y Literatura y Filosofía) y a la vez, por centrar los esfuerzos institucionales en la consecución de procesos educativos que reflejen alta calidad académica y pertinencia social, con una mirada enfática a las realidades, problemas y oportunidades que brinda la región sur-sureste del país.

 

Este impulso renovado a la calidad ha permitido la acreditación ante organismos profesionales de las licenciaturas en Arquitectura, Procesos educativos, Psicología, Administración de Empresas, Comercio Internacional, Contaduría y Estrategias Financieras, Mercadotecnia y Dirección de Recursos Humanos.

 

Orientados por la Misión y Visión que el senado universitario promulgó en 2008, los órganos de gobierno de la Universidad han lanzado la prospectiva 2020, que guiará los esfuerzos institucionales hacia la calidad académica, la investigación para la transformación social, la identidad y formación integral, el compromiso social, las alianzas estratégicas, la internacionalización y la organización eficiente y de calidad en el servicio. La Universidad Iberoamericana Puebla se enfila así hacia su tercera década de servicio educativo en la región.

 

 

 

Arriba