Title Group

Comunidad IBERO inicia celebraciones de tradiciones navideñas

Con la tradicional pastorela, villancicos, posada, piñatas, karaoke y puestos de comida, personal de la IBERO Puebla inauguró la temporada navideña.

Durante el último día hábil de noviembre, la Comunidad IBERO Puebla tomó un respiro del ajetreo del cierre de semestre y año natural para reunirse y disfrutar de las tradiciones decembrinas en compañía de sus familias.

Los detalles técnicos en el sonido dieron pie a una singular introducción del evento que convocó a una amplia cantidad de asistentes en el Auditorio Ignacio Ellacuría: la obra “Yo No Amo a Lucy”, una parodia del icónico programa de televisión de los años 50 con toques apropiadamente navideños.

El recinto registró una gran entrada, lo cual se hizo notar con las múltiples risas provocadas por las ocurrencias alusivas a la vida real. Yo No Amo a Lucy contó la historia de un Diablo astuto que, junto a su familia, embauca a un par de pastores para no asistir al Nacimiento de Jesús y convertirse en sus esclavos. En su defensa, el Arcángel Gabriel y sus aliadas viajan al Infierno para vencer al Señor de las Tinieblas de la única manera posible: a través de un concurso de baile.

Tras la merecida ronda de aplausos para las actrices y actores, la Mtra. Sara Larios Santoyo, directora de Personal, y el Mtro. José Enrique Ríos Vergara, director general de Administración y Finanzas, ofrecieron unas palabras de gratitud hacia quienes se esfuerzan por mantener viva la tradicional pastorela universitaria, así como para las y los integrantes de la Comunidad IBERO Puebla y sus familias.

Las festividades continuaron con la entonación de letanías para pedir posada, concluyendo la entrada de los peregrinos a orillas del Ágora. Allí, se ofreció una breve sesión de karaoke navideño protagonizado por las y los más pequeños.

Previo a la activación de la iluminaria, el Mtro. Mario Patrón Sánchez, rector de la IBERO Puebla, mencionó que las épocas decembrinas son oportunidades de reflexión y cercanía. Extendió sus buenas intenciones hacia el porvenir, al tiempo que deseó que el “amor, la paz y tranquilidad estén siempre presentes en nuestra Comunidad universitaria.”

Así, bajo un cielo que contó con la alineación de la Luna con Venus y Júpiter, se encendió el árbol de Navidad que durante el día provee de sombra a quienes conviven en el Ágora, mientras que de noche alberga la luminosidad característica del tiempo más maravilloso del año.

Galería de fotos

 

Texto: Roberto Pichardo Ramírez/ZHR

Fotos: Ramón Tecólt González

Sé parte de la comunidad Ibero

Solicita Información

Pre-registro

TUS DATOS PERSONALES
TUS DATOS ESCOLARES

Solicitar Información

* Campos obligatorios

Para conocer sobre el manejo de datos personales te invitamos a consultar nuestro Aviso de Privacidad.