Title Group

Papa Francisco llama a ser portadores de esperanza en Fratelli Tutti

La fraternidad, manifiesta en la educación, la política y la praxis espiritual, es la clave que propone el obispo de Roma para hacer frente a los retos de la realidad presente.

 

El pasado 3 de octubre, el papa Francisco compartió su encíclica social Fratelli Tutti, un documento en el que el pontífice reflexiona sobre el papel de la espiritualidad cristiana en tiempos de incertidumbre y conmoción social y llama a trascender las prácticas que tanto han dañado al planeta.

“La verdadera sabiduría supone el encuentro con la realidad”, enuncia la carta. Para el Mtro. Juan Luis Hernández Avendaño, director general del Medio Universitario de la IBERO Puebla, existe un paralelismo evidente entre la perspectiva del Santo Padre y el pensamiento de Ignacio Ellacuría, quien consideraba que la realidad ha de ser la primera asignatura de toda educación.

En su intervención de arranque, el politólogo identificó cinco dimensiones metodológicas sobre cómo surge la Encíclica:

  1. Emana de un diálogo con un líder religioso no católico, lo que supone un encuentro abierto con los Otros para afectar juntos a la realidad. “La reunión y el encuentro con otras identidades que no son como nosotros es una invitación a gestar caminos y salir de nuestro nicho de confort”, reflexionó.
  2. Recupera la metodología de la Iglesia en salida: una manera para ver la realidad, pensar y actuar en ella. En diversos capítulos de la carta, el papa llama a la acción y propone soluciones para cambiar la realidad internacional y local.
  3. Plantea una luz en medio de la oscuridad, pues se sitúa en un contexto mundial con una desigualdad sin precedentes.
  4. Recoge a la pandemia como elemento interpelador y le da lectura desde una perspectiva estructural.
  5. Se enuncia como una encíclica para la praxis, donde se invita a la acción comunitaria en aras de la fraternidad y la amistad social.

Desde la perspectiva de la Dra. Eneyda Suñer Rivas, académica del ITESO de Guadalajara, Francisco invita a hacer real una fraternidad sólida. Es una invitación a respetar y valorar la dignidad humana, así como el enriquecimiento de la humanidad a través de la diversidad. Las universidades confiadas a la Compañía de Jesús, dijo, están llamadas a generar espacios de intercambio multicultural.

 

Fratelli Tutti es un texto muy realista y utópico a la vez. En los ocho capítulos, el obispo de Roma busca hacer un aporte a la discusión para que las personas sean capaces de reaccionar con un nuevo sueño de fraternidad y de amistad social que no se quede en las palabras.

Como reflexionó el P. José Francisco Magaña Aviña, SJ del Centro Ignaciano de Espiritualidad, el Santo Padre desglosa sus concreciones y propuestas a partir de la premisa de “pensar y gestar un mundo abierto”: corazón receptivo ante el mundo, transformación de la política, ejercicio del diálogo a través de la dignidad, construcción de caminos de reencuentro y revaloración del encuentro interreligioso.

 

Un nuevo sentido comunitario

Enfocada en la perspectiva educativa-teológica, Eneyda Suñer llamó a ser como el buen samaritano. “No se trata de capiritas autorreferenciales ni de dogmatismos fanáticos: esta carta, le quita a los católicos la tentación de deshonrar lo que no se considera ‘bueno’”. La Encíclica invita a reflexionar en las palabras que se han vaciado de sentido, donde el lenguaje económico ha sido impuesto en la mayoría de los contextos, incluido el educativo.

Cuestionó los alcances de las universidades jesuitas en su tarea de encaminar de manera ética la formación de mujeres y hombres comprometidos con el entorno. “¿Qué tanto remamos contracorriente para que el éxito profesional no se entienda como el paso sobre los demás?”.

El papa insiste en que el problema estructural se encuentra en el modelo económico neoliberal que ha hecho del mercado la única mediación para todas las dimensiones de la vida humana y donde la política se subordinó a un modo de hacer economía. Los efectos de esto se traducen en el debilitamiento de los estados, el desmantelamiento de los componentes esenciales de la política y la pérdida del vínculo comunitario.

Con este panorama, Hernández Avendaño identificó algunas apuestas políticas a las que exhorta la carta del pontífice. Entre ellas, hace un llamado a ser parte activa en el auxilio de las sociedades heridas a través de una política de ética del cuidado, así como a construir la voluntad política de la fraternidad a través de pedagogías de la paciencia y el bien común para construir espacios de paz.

Para conseguirlo, es necesario fomentar la educación para la fraternidad, el diálogo y la mediación, con lo que se encaminarán concreciones locales que tengan impactos locales y se promoverá que todas las personas practiquen el amor político para el cuidado del bien público.

La espiritualidad se entiende como “la actitud práctica o existencial de una persona que es consecuencia y expresión de su visión religiosa o ética de la existencia”. La praxis es, en cambio, “la reflexión y acción de los hombres sobre el mundo para transformarlo”. La relación entre ambos conceptos está presente en la Encíclica en sus múltiples exhortaciones a la transformación con espíritu.

Francisco utiliza la parábola del buen samaritano como epítome de su mensaje. En ella, el papa ve la realidad y propone que dejar de ver a las personas desde el prejuicio y apreciarlas desde lo profundo. “Este recurso nos invita a vivir una vida unificada por la misericordia. De este corazón-cerebro brota la acción solidaria”, explicó Magaña Aviña, SJ.

Entre los criterios que propone para actuar, destaca el amor dinámico en creciente apertura y la dignidad inalienable de todo ser humano. La encíclica, pues, ofrece un camino espiritual-práxico, donde se abordan las diferentes dimensiones de la persona humana y las unifica.

 

Reportero Multimedia y texto / Roberto Pichardo Ramírez/ZHR

Capturas de pantalla / Ramón Tecólt González

Sin los otros, dice la Encíclica, no seríamos; creer que se puede ser sin la alteridad nos ha llevado a construir fortalezas donde predomina la violencia.

Sé parte de la comunidad Ibero

Solicita Información

Pre-registro

TUS DATOS PERSONALES
TUS DATOS ESCOLARES

Solicitar Información

* Campos obligatorios

Para conocer sobre el manejo de datos personales te invitamos a consultar nuestro Aviso de Privacidad.