IV SEMINARIO PERMANENTE CIUDAD, MERCADO INMOBILIARIO Y ESTRUCTURA URBANA | Ibero

PRESENTACIÓN

IV SEMINARIO PERMANENTE CIUDAD, MERCADO INMOBILIARIO Y ESTRUCTURA URBANA

En las últimas décadas, las ciudades han adquirido un modelo urbano cada vez más insular y fragmentado, y los habitantes nuevas ideologías de cómo habitar la ciudad, a partir de la manipulación sobre el suelo, el patrimonio, el estatus o la seguridad, conducidas por el marketing inmobiliario. La estrecha relación entre el capital y los bienes raíces manifiesta la mutación económica global y de las actividades locales, configurando nuevas formas de producción y consumo del espacio, y cambios en la forma de organización y funcionamiento de la misma actividad. En especial, a partir de la financiarización y la desregulación de capitales transnacionales, lo que ha dado lugar a una transformación física y funcional de las ciudades, pero también sociocultural, al modificar los patrones de vida urbana. 

Estamos ante una gran diversificación inmobiliaria, conducida por agentes privados, públicos y sociales: submercados formales e informales de vivienda, usos comerciales o mixtos, oficinas, servicios especializados, equipamiento para el turismo, el ocio, el consumo o la salud, que se expresa en el espacio. En la periferia, la producción inmobiliaria y las obras de infraestructura pública dirigen la expansión urbana y extienden la fragmentación y las desigualdades socioespaciales, a la vez que alteran las formas de vida rural y el ambiente natural. En las áreas centrales, las políticas de regeneración o redensificación favorecen el turismo inmobiliario, la tematización, la privatización del espacio público y la formación de mercados secundarios, creando desajustes en los mercados de alquiler, despoblamiento, afectaciones al patrimonio y gentrificación. Asimismo, las tendencias globales apuntan a la formación de nuevas centralidades con modelos de uso de suelo híbridos y de verticalización. 

Estas prácticas intensivas o extensivas de ocupación del suelo acarrean importantes consecuencias socioespaciales, alteraciones en las condiciones de habitabilidad, pérdida de identidad y desigualdades profundas. A la par, traen consigo presiones sobre los recursos naturales, especialmente en áreas periurbanas y zonas costeras; asimismo, incurren en el incumplimiento de reglamentos urbanos y constructivos que ponen en riesgo vidas humanas; o en acciones público-privadas de corrupción que desequilibran el mercado y acrecientan la vulnerabilidad.

Además de estar estrechamente relacionado con el sector financiero, el sector inmobiliario se encuentra, de igual forma, articulado con un complejo marco político y legal, modificado a partir de una serie de reformas de liberalización del suelo, de privatización de la provisión de vivienda y de mercantilización del desarrollo urbano.

La actividad inmobiliaria está en constante evolución, pero las circunstancias conducidas por la pandemia de COVID-19 que está afectando a todos los sectores económicos, representan un desafío y, a la vez, una oportunidad para repensar la forma en que los negocios inmobiliarios influyen en el desarrollo urbano.

Ante la búsqueda de rentabilidad y eficiencia de los agentes privados y el abandono de la planificación y mecanismos de control político y financiero, se presentan distintos retos para regular la producción inmobiliaria para, desde la gobernanza, reorientar las políticas enfocadas en el suelo, la vivienda, el sector financiero, así como rescatar las experiencias de organización social y favorecer, desde la academia, el diálogo entre los distintos actores: organizaciones vecinales, comunidades, promotores inmobiliarios, gobiernos locales, agentes financieros.

 

Sé parte de la comunidad Ibero

Solicita Información

Pre-registro

TUS DATOS PERSONALES
TUS DATOS ESCOLARES

Solicitar Información

* Campos obligatorios

Para conocer sobre el manejo de datos personales te invitamos a consultar nuestro Aviso de Privacidad.

2 + 2 =